|   Newsletter
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors







Arquitectura funeraria de Egipto


La mastaba

La mastaba surge durante el periodo predinástico de Egipto. Es el tipo más característico de tumba, con aspecto de una pirámide truncada de base rectangular, en la que había una pequeña habitación, para las ofrendas y una capilla decorada.

La cámara mortuoria, bajo tierra, a la que se accedía por un pozo, desde la cubierta, se sellaba una vez depositado el cadáver. Las mayores tienen hasta cincuenta cámaras entre capillas y almacenes para depositar las provisiones y el ajuar.

 

La mastaba de Mereruka en Saqqara

 

Los complejos de pirámides

Las pirámides eran parte de un conjunto funerario, surgiendo como grandes edificaciones monumentales en la época de Djeser faraón de Dinastía III, y resurgiendo durante el Reino Medio, aunque erigidas con ladrillos de adobe y revestimiento de piedra. Las últimas pirámides, aunque menores y más estilizadas, se construyen durante la dinastía XXV, en y se encuentran en las necrópolis de Meroe y Napata.

 

Pirámide Acodada de Snefru y pirámide satélite en Dahshur

 

En el Reino Antiguo los complejos funerarios están integrados por:

  • La pirámide, componente simbólico primordial de todo el conjunto, con la cámara funeraria real en su interior a la que se accedía por un pasaje desde la cara norte.
  • Las pirámides secundarias, utilizadas como enterramientos de las esposas del faraón o como monumentos funerarios.
  • El templo alto, situado junto a la cara este de la pirámide, que servía para perpetuar la memoria del faraón.
  • El templo del valle, en la ribera del río Nilo, o de un canal, con un embarcadero.
  • La calzada procesional, que comunicaba el templo alto con el del valle, decorada con bajorrelieves.
  • Las Barcas Solares, enterradas en fosos, para que el faraón pudiera navegar por el cielo para encontrarse con el dios Ra.
  • El recinto amurallado que rodeaba la pirámide y parte del conjunto.

El faraón Snefru, primer rey de la Dinastía IV, padre de Jufu, ordenó construir tres inmensas pirámides diferentes. La pirámide de Jufu (Keops) se incluyó entre las Siete Maravillas del Mundo y es la única de estas siete que ha perdurado hasta nuestros días.

 

Tumba de Tutmosis III en el Valle de los Reyes

 

El hipogeo

El Reino Medio es la época de los hipogeos, que eran galerías abiertas en la roca, con recintos anexos, que conducen a la cámara del sarcófago. Sustituyen a las mastabas, hacia la Dinastía XI, como lugares de enterramiento real, perdurando hasta el Reino Nuevo.

Las tumbas de los faraones del Reino Nuevo fueron excavadas en los valles y laderas de las montañas occidentales de Tebas durante quinientos años.

En el Tercer Periodo Intermedio, los dignatarios de la Dinastía XXI, ya se hacen enterrar debajo del propio templo de Amón, en Tanis, nueva capital, pues la necrópolis tebana sufría continuos expolios.

 



Compártelo




Newsletter

Apúntate a nuestro newsletter y recibe gratis reportajes, fotografías y noticias cada semana