|   Newsletter
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content







El Serapeum de Alejandría


El Serapeum fue construido durante el reinado de Ptolomeo III Evergetes, en una colina al oeste de la ciudad, a las afueras del antiguo límite de la ciudad ptolemaica, en lo que hoy es el distrito de Kom El Shogafa, sobre un templo más antiguo construido inicialmente por Ptolomeo I Sóter. Estaba dedicado a Serapis, una deidad sincrética creada en la época de los Ptolomeos, con características de los dioses egipcios Osiris y Apis, y una apariencia física similar al dios griego Zeus.

Apelando tanto a egipcios como a griegos, Serapis se convirtió en uno de los cultos alejandrinos más importantes. Según relatos antiguos, el Serapeum era el templo más grandioso de Alejandría y el complejo también albergaba santuarios para Harpócrates e Isis, quienes con Serapis formaron la Trinidad de Alejandría. Las instalaciones del templo incluían además una tumba simbólica del sagrado buey Apis, pasajes subterráneos para la celebración de los cultos mistéricos y una biblioteca asociada a la gran Biblioteca de Alejandría.

A fines del siglo I d.C., el Serapeum fue destruido en gran parte, debido a un incendio. Y durante la época romana se construyó en el mismo sitio un templo aún más grande. En las fotografías anexas podemos ver la maqueta realizada por el Proyecto de Preservación del Patrimonio de la Bibliotheca Alexandrina, con una reconstrucción del Serapeum tal como era en tiempos de los romanos. La evidencia arqueológica muestra la existencia de un gran patio con columnas que rodeaba el templo principal. En este patio, en 289 d.C., se erigió la columna de Diocleciano, una columna de granito rojo de treinta metros de altura, levantada para conmemorar su victoria sobre una rebelión egipcia, tal como se relata en una inscripción griega en la base.

En 391 d.C., el Serapeum fue destruido por los cristianos, dos años después de que el emperador Teodosio ordenara el cierre de todos los templos paganos en todo el Imperio Romano. En la actualidad, el único elemento que permanece en pie es la columna de Diocleciano, erróneamente denominada Columna de Pompeyo. Este nombre se debe a la imaginación de los viajeros que durante la Edad Media visitaron Egipto, y que atribuyeron la columna a Pompeyo, el rival de Julio César, que buscó refugio en Egipto tras su derrota en la batalla de Farsalia, creyendo que estaba enterrado aquí. Desde entonces, la Columna de Pompeyo se ha convertido en uno de los principales monumentos de Alejandría.  

Nuestras Fotos

Juan Adrada - Serapeum de Alejandría 001

  Licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0

Si desea utilizar algunas de nuestras fotografías con fines educativos, culturales, artísticos o para ser empleadas en publicaciones no comerciales, puede hacerlo de acuerdo a los términos de la Licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0. También puede solicitarnos el envío del archivo original de alta resolución, que podrá emplear de forma libre y gratuita, de acuerdo a los mismos términos. Para hacerlo, sólo tiene que acceder a esta página y rellenar el Formulario de Solicitud de Material.



Compártelo




Newsletter

Apúntate a nuestro newsletter y recibe gratis reportajes, fotografías y noticias cada semana