|   Newsletter
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content







El Lahun


El rey Senusret II (en griego Sesostris II) comenzó a cultivar los antiguos pantanos de la cuenca de El Fayum en la Dinastía XII, por lo que no es de extrañar que decidiese construir su pirámide en El Lahun, a la entrada de Bahr Yusuf, el canal de José, en esta misma área. El lugar arqueológico se encuentra a unos dieciocho kilómetros al sureste de la moderna Medinet el-Fayum, al este de la carretera que comunica esta ciudad con Beni Suef.

Esta fue la primera gran pirámide construida de adobe y aunque todavía tiene un tamaño impresionante, el aspecto actual del edificio es de completa ruina. El núcleo de la pirámide está constituido por un tocón de piedra caliza de cuatro escalones, provisto de una estructura de paredes transversales y radiales de bloques de caliza. Las cavidades formadas en este esqueleto se rellenaron con ladrillos de adobe, que constituían la masa interna de la estructura piramidal, sobre la que se colocaron los bloques de revestimiento, de fina caliza blanca. Una zanja de cimentación circundante, excavada en la roca, formó la base del revestimiento, y se construyó un canal de drenaje relleno de grava, para evitar que la pirámide se inundase.

Desafortunadamente, al igual que con casi todas las pirámides egipcias, el revestimiento de piedra se eliminó a lo largo de los siglos, extraídos los bloques para ser reutilizados en otras construcciones. Sin esta cubierta protectora, los ladrillos de adobe son muy frágiles expuestos a la intemperie, y entre los escombros se dejan ver sobresaliendo los muros de caliza del esqueleto.

 

Pirámide de Senusret II en la necrópolis de El Lahun junto al oasis de El Fayum

 

Una característica distintiva de las pirámides de la Dinastía XII es el uso de diferentes nombres para las diferentes partes del complejo piramidal. Si bien las instalaciones del Reino Antiguo solo tenían un nombre para todo el complejo de la tumba real, durante el Reino Medio tenían hasta cuatro nombres, que se correspondían con la pirámide real, el templo funerario, el templo del valle y las estructuras satélites alrededor de la pirámide. Se han registrado dos nombres para el complejo de Senusret II, pero se desconoce el de la pirámide. En la literatura más antigua recibió el nombre de Kha Senusret, Senusret Brilla, que fue asumido en la década de 1990 por Mark Lehner y Miroslav Verner. Dieter Arnold, por otro lado, pudo demostrar a finales de la década de 1980 que Kha Senusret era el nombre que recibía el complejo piramidal de Senusret I en El Lisht.

La pirámide de Senusret II fue documentada por primera vez por Dominique-Vivant Denon durante la expedición de Napoleón a Egipto, entre 1798 y 1801. Una nueva documentación de la pirámide fue llevada a cabo por John Shae Perring en 1839. La publicación de su investigación tuvo lugar en 1842, por él mismo y por Howard Vyse. Karl Richard Lepsius visitó El Lahun durante su expedición a Egipto, y documentó las ruinas en mayo de 1843. Agregó la pirámide de Senusret II a su lista de pirámides con el número LXVI.

 

Mampostería – Histoire de l’art dans l’Antiquité (1882) de Georges Perrot y Charles Chipiez

 

Flinders Petrie llevó a cabo las primeras excavaciones sistemáticas entre 1888 y 1890. Al hacerlo, descubrió la ciudad de los constructores Hetep Senusret, Senusret está satisfecho, conocida habitualmente por el nombre de El Kahun, de la que excavó una gran área.

En la segunda temporada de excavación, descubrió la entrada a la pirámide y exploró el sistema de cámaras subterráneas. Petrie regresó de nuevo a El Lahun en 1914, 1920 y 1921, para llevar a cabo nuevas excavaciones en las cercanías de la pirámide. La investigación de Petrie sigue siendo la contribución más importante a la investigación de la zona.

Petrie había pasado varios meses intentando sin éxito encontrar la entrada a la pirámide, que normalmente debería estar en el norte. Sin embargo, los arquitectos de Senusret II tuvieron una idea diferente para su tumba. La inusual entrada a la pirámide es un pozo de dieciséis metros de profundidad, que se encuentra a cierta distancia, en la esquina sureste del edificio. Este pozo fue posteriormente enmascarado por la tumba de una princesa desconocida (tumba número 10), que se construyó encima de él. Hay un segundo pozo vertical, mucho más estrecho, que no es adecuado para el transporte del sarcófago y el ajuar funerario, por lo que los constructores egipcios debieron utilizar la primera entrada como pozo de construcción, que es por donde se accede actualmente al interior de la pirámide.

 

Plano y alzado de la pirámide de Senusret II según Franck Monnier

 

Ambos pozos están conectados por un pasillo horizontal, que conduce a un vestíbulo con techo abovedado. En el extremo este de esta sala hay un pozo inexplorado, por haber sido inundado por el agua subterránea. Desde esta sala, un corredor ascendente conduce hacia el norte, hasta una segunda cámara, y continúa hasta una antecámara que se ramifica en ángulo recto para dar acceso a la cámara funeraria real. La cámara funeraria tiene el techo abovedado y está completamente revestida de granito. En el extremo oeste está el sarcófago del rey de granito rojo, hallado por Petrie junto a una mesa de ofrendas de alabastro con inscripciones que contenían los cartuchos del rey. Un pequeño pasaje a la izquierda conduce a una habitación contigua, donde Petrie encontró parte del ajuar funerario entre los escombros, incluyendo una diadema de oro en forma de ureo, que adornaría una estatua del rey y que probablemente fue perdida por los antiguos ladrones de la tumba.

Un corredor circunferencial, que se bifurca entre la antecámara y la cámara funeraria, conduce alrededor de la cámara funeraria y desemboca en ella en la cabecera del sarcófago. La utilidad de este pasaje pudo responder a un propósito simbólico que sigue siendo desconocido.

En la esquina noreste de la pirámide de Senusret había una pirámide más pequeña, de unos dieciocho metros de altura, tal vez perteneciente a una reina, con ocho grandes mastabas de adobe alineadas al oeste de esta, construidas con ladrillos de barro alrededor de un núcleo de piedra caliza. Dada la ausencia de cámaras funerarias, se cree que estas estructuras son cenotafios en lugar de tumbas genuinas.

 

Sarcófago de granito en la cámara funeraria de Senusret II también revestida de granito

 

Se encontraron tumbas subsidiarias más pequeñas, pertenecientes a princesas, en el lado sureste de la pirámide del rey. En temporadas posteriores, Petrie comenzó a explorar las tumbas de las princesas, y en 1914 su asistente Guy Brunton descubrió el famoso “Tesoro de El Lahun” mientras excavaba la tumba de la princesa Sithathoriunet, una hija del rey. Se trataba de un espectacular tesoro de joyas y vasijas de cosméticos, que encontró en una profunda capa de limo. Estos objetos son sin duda uno de los mayores tesoros encontrados en Egipto. En la actualidad se exhiben repartidos entre el Museo de El Cairo y el Museo Metropolitano de Nueva York.

El complejo de Senusret incluía un templo funerario, ahora destruido. Estaba rodeado por un muro perimetral, revestido de piedra caliza y decorado con nichos similares a los del recinto de la pirámide escalonada de Djeser en Saqqara. Y se plantaron hileras de árboles a lo largo del perímetro exterior, quizás un eco de la vegetación que rodeaba la montaña primigenia de la creación, según la cosmogonía heliopolitana.

Al norte de la pirámide, Petrie descubrió las ruinas de otra estructura, que se cree que es una capilla heb sed. También están los restos de la calzada funeraria que lleva hasta el templo del valle, cuya ubicación está localizada, pero que no ha sido excavado hasta ahora.

 

Plano de la ciudad de Senusret II por William Flinders Petrie

 

Al noroeste del templo del valle se encuentra la ciudad piramidal del rey, Hetep Senusret, Senusret está satisfecho, descubierta por Petrie en 1889 y conocida por el nombre de El Kahun. La ciudad albergó en un principio a los constructores de la pirámide y posteriormente a los funcionarios encargados de mantener el culto funerario de Senusret. Está formada por recintos de casas para los trabajadores y algunas villas más grandes destinadas a los funcionarios de mayor rango. En el momento de su descubrimiento era el único ejemplo existente de una ciudad piramidal completa, y cuando Petrie la excavó encontró incluso gran parte de los muebles antiguos en su lugar. La ciudad ha sido fuente de información muy valiosa sobre la vida cotidiana de sus habitantes.

Uno de los descubrimientos más importantes de Petrie fue una enorme cantidad de papiros, con documentos de la época relacionados con la administración, testamentos, textos médicos, astronómicos y el único papiro veterinario conocido, así como varias cartas y relatos. Muchos de estos “Textos de El Kahun” provienen del archivo del templo e incluyen también documentos religiosos. En la actualidad se conservan repartidos entre El Cairo, Londres y Berlín. El lugar de la ciudad está cubierto ahora con arena para preservar su conservación.

El Ministerio de Cultura egipcio anunció en abril de 2009 que se había encontrado una necrópolis de los Reinos Medio y Nuevo y de la Dinastía XXII al sureste de la pirámide de El Lahun. Las excavaciones revelaron una variedad de tumbas de estilos diferentes, algunas con ataúdes de madera y momias envueltas en lino, así como varias máscaras para las momias.

El 28 de junio de 2019, la pirámide se abrió al público por primera vez desde que fue descubierta.

 

 

  Licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0

Si desea utilizar algunas de nuestras fotografías con fines educativos, culturales, artísticos o para ser empleadas en publicaciones no comerciales, puede hacerlo de acuerdo a los términos de la Licencia Creative Commons CC BY-NC-ND 4.0. También puede solicitarnos el envío del archivo original de alta resolución, que podrá emplear de forma libre y gratuita, de acuerdo a los mismos términos. Para hacerlo, sólo tiene que acceder a esta página y rellenar el Formulario de Solicitud de Material.



Compártelo




Newsletter

Apúntate a nuestro newsletter y recibe gratis reportajes, fotografías y noticias cada semana